martes, 4 de noviembre de 2014

Columnista elabora un código de conducta para el uso del teléfono

EM, CyT., 30-10-13

Revisar el teléfono cada cinco minutos para buscar notificaciones se estaba volviendo una obsesión para el columnista de la BBC Tom Chatfield. Al darse cuenta se sintió estúpido. Solo hace un par de meses había comenzado a colaborar en un proyecto para diseñar un "código de conducta" que ayudara a quienes están de vacaciones a dejar a un lado el celular para lograr efectivamente descansar.

Fue así como decidió, basándose en ese código, elaborar sus propias reglas para el uso cotidiano de estos aparatos y colgarlas en su blog.

La primera regla que ayuda a prevenir que la tecnología robe las experiencias de la vida es el convencimiento de que ella puede esperar. El columnista recomienda a las personas conversar con sus colegas o su familia, dejando para después Twitter, la revisión del correo o las notificaciones de WhatsApp. "Podemos hacer cualquier cosa a cualquier hora y en cualquier lugar con el teléfono, y no ponemos límites que protejan nuestro tiempo de esparcimiento y placer", escribe Chatfield.

Lo anterior lleva a la regla dos: tomarse un día libre del teléfono. Aunque parece difícil, hacerlo obligará al usuario a romper la rutina. El autor recomienda dejarlo en "modo avión" unas horas.

Eso evitará -tercera regla- ser un buscador compulsivo. "Renuncie a los mapas, a los traductores de idiomas y a los sitios de recomendaciones, y entréguese a la casualidad, a lo inesperado".

El smartphone sobre la mesa durante las comidas debe evitarse a toda costa. De lo contrario se estará cometiendo "phubbing" (o el desaire a la persona que tenemos enfrente). "Si hay una diferencia entre comer y simplemente ingerir calorías, es el placer y gratitud de compartirlo con otros", apunta Chatfield en su cuarta regla.

Mirar antes de disparar la cámara. "A veces vale la pena vivir la experiencia antes de documentarla", dice su quinta norma, especial para aquellos que viven tomando fotos con su teléfono.

Asimismo, dice, antes de subir un contenido a la red, el usuario debe reflexionar sobre la experiencia que está viviendo. "Hacer una pausa, degustar, respirar el aire profundamente y fijarse en el presente".

Por último, recomienda no revisar el teléfono antes de dormir, para así descansar adecuadamente y no hacer estragos con el reloj biológico. "La luz azul de las pantallas hacen que el cerebro la asocie con luz de día".

domingo, 16 de marzo de 2014

Richard Saul: El síndrome de déficit atencional es un mito.

EMOL, 15-03-14.

Con más de 50 años de experiencia, Richard Saul afirma que los medicamentos que se utilizan para tratarlo no sirven y que los síntomas que por lo general se asocian al síndrome, pueden aliviarse con una buena dieta, más ejercicio y un mejor dormir.

"El Síndrome de Déficit Atencional con Hiperactividad no existe" es el categórico título que el neurólogo Richard Saul eligió para su último libro recién lanzado en febrero pasado y en el que -sin miedo a generar polémica- afirma que no es una condición en sí, sino más bien un conjunto de síntomas causados por más de 20 condiciones distintas, que deben ser tratadas por separado.

"Tratar el Déficit Atencional con Hiperactividad como una condición en lugar de un conjunto de síntomas, está haciendo un terrible y peligroso mal a los niños y adultos que son diagnosticado con él", señala el especialista, quien destaca que en los últimos años cada vez más a personas se les dice que padecen el síndrome.

Asimismo, advierte que la prescripción de los estimulantes que se usan para tratarlo, entre ellos el ritalín, también ha aumentado, a pesar de que en realidad no son una ayuda para los pacientes. "En su lugar causan una gran variedad de efectos secundarios, algunos de ellos peligrosos. Incluso pueden hacer que los síntomas empeoren", sostiene.

Y aunque Saul no niega la existencia de los síntomas que por lo general se asocian al Síndrome de Déficit Atencional con Hiperactividad (también se dice que existe uno hipoactivo), postula que meterlos todos en un mismo saco y tratarlos con estimulantes, "es como tratar los síntomas de un ataque cardíaco con analgésicos". "Es peligroso, negligente y erróneo", enfatiza.

Entonces, ¿cuál es su propuesta? Según señala el neurólogo, en sus más de 50 años de experiencia en el tema se ha dado cuenta de que síntomas como la incapacidad de poner atención a los detalles, interrumpir, la dificultad para permanecer sentados o tener conductas impulsivas, entre otros, en realidad tienen un sinnúmero de causas subyacentes que han sido ignoradas. De esta manera, si los especialistas son capaces de identificarlas y tratarlas de forma apropiada, podrán ayudar de forma efectiva a sus pacientes.

El médico ilustra su postura con casos específicos, el primero el de un niño de 13 años, con los clásicos signos de déficit atencional y que había sido tratado con medicamentos durante un año, pero sin éxito.

"Ordené una serie de exámenes de sangre. Éstos demostraron una deficiencia de hierro: después del colegio, mientras su madre estaba trabajando, él consumía comida chatarra en exceso, que era alta en azúcar y baja en hierro", relata.

Y -añade - la falta de hierro o anemia causa fatiga física, dificultad para poner atención y concentrarse, y problemas de memoria. "En cuanto su consumo de hierro mejoró, con pastillas y más pescado, frutas, vegetales y frutos secos, su desempeño y comportamiento también mejoraron enormemente", asegura.

Otro caso es el de una niña de siete años que llegó a su consulta porque tenía una conducta disruptiva en la sala de clases, siempre estaba intranquila y alzaba la voz para hablar. Fue diagnosticada con Síndrome de Déficit Atencional con Hiperactividad, pero el medicamento que le recetaron le provocaba problemas para dormir.

"Le hice un examen a sus ojos que arrojó que era corta de vista: su comportamiento disruptivo en clases surgía del aburrimiento provocado por el hecho de que no podía ver la pizarra correctamente", explica. Así, una vez que comenzó a usar anteojos, su "condición" desapareció milagrosamente.

Saul sostiene que la falta de sueño es otra de las más de 20 causas de los síntomas que se asocian al síndrome y que dice ha identificado. "Los adultos necesitan un mínimo de siete horas por noche, y los niños en edad escolar entre 10 y 11. Si no las consiguen, pueden sufrir una variedad de problemas: mala atención, mala memoria e hiperactividad durante el día", asegura.

Lo mismo ocurre con los problemas en el oído. "Los niños con pérdida de audición, incluso mínima, son susceptibles de ser catalogados como personas con problemas conductuales cuando, en realidad, están distraídos porque no pueden escuchar apropiadamente en las clases ruidosas", explica el neurólogo.

"¿Qué podemos hacer para corregir esta epidemia de diagnósticos erróneos y la preocupante tendencia de sobre recetar estimulantes que dejan las verdaderas causas sin tratamiento?" se pregunta el especialista. Lo primero -dice- es aprender a no sobre reaccionar. "Los niños maduran a diferente velocidades: sólo porque uno de seis años no ha aprendido a sentarse por horas en la sala de clases, no significa que él o ella tiene Síndrome de Déficit Atencional con Hiperactividad", apunta.

En segundo lugar, Saul sugiere meditar respecto a lo que realmente está produciendo estos síntomas y descartar los diagnósticos que durante décadas han hecho médicos, compañías farmacéuticas, medios y hasta los mismos pacientes.


"Las desilusiones, riesgos en la salud e incluso muertes que estos falsos diagnósticos han provocado en todo el mundo, deben detenerse. Sólo entonces las personas podrán ser tratadas eficazmente por las condiciones reales que padecen, en lugar de por el peligroso mito del Síndrome de Déficit Atencional con Hiperactividad", concluye.

martes, 3 de septiembre de 2013

Demora crónica: la impuntualidad podría ser síntoma de algo mayor.

En Marcianosmx.com

Un hombre que llega atrasado a todos los compromisos en su vida – desde funerales a citas románticas – posee una demora crónica diagnosticada como una condición médica. Jim Dunbar siempre va atrasado al trabajo, a las fiestas, a la cena con sus amigos, ha dejado a muchas mujeres plantadas esperando por él en las citas, e incluso tuvo que colarse en los funerales mucho después de haber comenzado.

El hombre de 57 años de edad, dice que su impresionante impuntualidad fue diagnosticada como un trastorno médico en una consulta en el Hospital Ninewells en Dundee, Escocia – a la que llegó 20 minutos tarde. Dunbar, un residente de la ciudad escocesa de Forfar, siguen luchando para llegar a sus compromisos a tiempo, a pesar de su diagnóstico de demora crónica.

Se cree que la enfermedad es causada por la misma parte del cerebro afectada por los que sufren de trastorno por déficit de atención (TDA), lo que significa que Dunbar no consigue evaluar adecuadamente el tiempo que tarda en concluir sus actividades. En consecuencia, el escocés se hace un enredo con los horarios y no es capaz de llegar a tiempo nunca.

“La razón por la que quiero dar a conocer esto es porque estoy seguro de que hay otras personas con el mismo problema que yo y quiero que se den cuenta de que no es su culpa”, dice. “Yo solía culparme y pensé: ‘ ¿Por qué nunca consigo llegar a tiempo? ‘. He perdido un montón de puestos de trabajo. Puedo entender la reacción de la gente y por qué no creen en mí “, se lamenta.

Algunos psicólogos creen que el atraso crónico puede ser un síntoma de un trastorno del estado de ánimo subyacente como la depresión. De hecho, muchas personas que sufren de trastorno de déficit de atención se quejan de que luchan a diario para mantener sus compromisos a tiempo.

Un estudio reciente a más de 200 personas, llevado a cabo por la Universidad de San Francisco, California, Estados Unidos, mostró que el 17% de las personas encuestadas sufrían de demora crónica. Los que no consiguen ser puntuales muestran patrones similares de comportamiento que aquellos que tienen TDA, incluyendo trastornos de ansiedad y autocontrol. Pero, hay una buena noticia: Los investigadores dicen que el problema, que afecta tanto al lado personal como a la parte profesional, no es irreversible.

Los psicólogos recomiendan que las personas afectadas se fuercen a trabajar con plazos no negociables, monitoreen el tiempo que necesitan para realizar ciertas tareas y siempre hagan planes para llegar mucho tiempo antes a ciertos lugares.

Dunbar recientemente trató de ir al cine y a sabiendas de que podría ser un problema llegar a tiempo a la sesión de las 19 horas, tomó 11 horas de anticipación. Sin embargo, logró llegar 20 minutos tarde.
“Me levanté a las 8:15 para ir a ver la película de David Bowie en Dundee, que comenzaba a las siete de la tarde. Yo sabía a qué hora debería estar allí. Esto me desanima mucho y sé que es molesto para los demás cuando llegas retrasado”.

El ex funcionario público tiene un reloj especial en su sala de estar, que utiliza frecuencias de radio sintonizadas con un transmisor ​nacional para asegurarse de que el tiempo que se muestra es siempre el correcto (incluso segundos), pero ni eso lo ayuda. Afirma que ya han intentado usar reloj de pulso, retrasar los relojes de la casa, pero no ha encontrado una solución.

Dunbar dice que ha tenido que vivir con esta condición durante toda su vida. Desde el momento en que iba a la escuela (que puede recordar llegar tarde a clase cuando tenía cinco años de edad), hasta el diagnóstico del año pasado, Dunbar dice que se culpó a sí mismo. “Mi familia no creía en mí y pensaban que estaba poniendo excusas. ”

“He llegado tarde a los funerales, tuve que entrar a escondidas y permanecer en la parte posterior. Acordé con un amigo pasar a recogerlo determinado día para irnos de viaje. Tenía que estar allí al mediodía, pero llegué con cuatro horas de retraso. Él estaba furioso porque teníamos reservaciones y todo. En otra ocasión, un amigo me invitó a comer y me encontré con él más de tres horas después de la comida. Esto ha afectado toda mi vida”, recuerda.

Sin embargo, algunos expertos se muestran escépticos sobre el diagnóstico de Dunbar. “La condición no aparece en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales de la Asociación Psiquiátrica Americana, así que no estoy seguro de que realmente se le puede llamar una condición médica”, dijo Sheri Jacobson, psicoterapeuta y director de la Clínica Terapéutica Harley en Londres, Gran Bretaña.

“El retraso repetido es generalmente un síntoma de una enfermedad subyacente, como el TDA o la depresión, pero también puede ser simplemente un hábito. “Creo desaconsejable hacer de toda conducta humana cotidiana una condición médica”, opina.

domingo, 1 de septiembre de 2013

¿Es usted adicto al celular?

En www.kienyke.com, 01-09-13.

La adicción al celular, conocida como nomofobia, se encuentra al mismo nivel que la dependencia sin control al sexo, al juego o a comprar. El problema no es la actividad en sí misma, pues esta puede ser positiva. Las consecuencias vienen cuando hay una relación excesiva y descontrolada con el aparato. Puede sufrirse de trastornos como depresión y ansiedad.

En España, tres de cada cuatro personas que solicitan tratamiento por la adicción al celular tienen menos de treinta años. Así mismo, el 52 por ciento de los jóvenes reconoce que usan el teléfono de manera excesiva y el 6 por ciento tiene una relación tan intensa con el aparato que puede considerarse una patología.

KienyKe.com consultó a dos expertos para entender más el tema. Javier Garcés Prieto, profesor e investigador del comportamiento de los consumidores, explica detalles de esta nueva adicción; mientras que Diego Castrillón, PHD y psicólogo clínico, considera que no hay obsesión, solo la necesidad natural de comunicarse con otros.

Es una adicción sin droga.

Nomofobia ser deriva de no-móvil-fobía. El español Javier Garcés Prieto explica que la expresión nomofobia es, desde el punto de vista de la ciencia psicológica, desafortunada, porque no se trata de una fobia pues no hay una reacción negativa.

Las personas adictas sienten ansiedad cuando en reuniones o en el cine no pueden tener el teléfono encendido o usarlo de inmediato. “Esta ansiedad no les desaparece hasta que no pueden volver a encenderlo y consultarlo. Comienzan a utilizar el celular compulsivamente, incluso en situaciones sociales en que no es adecuado el hacerlo”, precisa.

Agrega que hay que tener en cuenta que estas personas realmente no tienen una necesidad objetiva de usar el celular. “No esperan ni tienen que hacer ningún tipo de llamada. Tampoco recibir un mensaje importante. Pero tienen la sensación subjetiva que ‘necesitan’ tenerlo siempre a su lado y estar constantemente atentos a cualquier mensaje o llamada”.

El tratamiento de la adicción al celular es individual y depende de la intensidad de la adicción. En esencia, se utiliza una técnica cognitiva-conductual. En un primer momento se establece como obligatorio tener largos periodos libres de teléfono y se enseña a vencer la ansiedad que provoca. En un segunda etapa, se reaprende a utilizar el celular de una forma adecuada y responsable.

No es adicción, es la necesidad de comunicarse.

Diego Castrillón, PHD psicólogo clínico, considera que no existe la adicción al celular. Argumenta que la costumbre de estar en contacto con el teléfono es una respuesta humana a la falta de comunicación o a una comunicación deficiente. Además, hace énfasis en que los humanos somos seres sociales.

El celular se convirtió en una especie de mundo paralelo en que la gente puede comunicarse y desplazarse en el tiempo y el espacio. No es que la persona quiera tener contacto con el celular. La mayoría la usa para comunicarse con otros seres humanos. Por eso, son exitosas aplicaciones como Tango, Whatsapp, Line y Facetime.

“Encontramos un canal inmediato. Una manera de conectarnos de manera permanente y una forma de encontrar a alguien siempre disponible sin necesidad de verlo. Pero no sabemos tener un equilibrio entre los dos mundos (el real y el virtual). El problema no es el celular sino el manejo”, asegura.

Sobre la ansiedad y el placer que genera el uso del celular dice: “Las personas que necesitan mantenerse comunicados con otros están en los dos polos. Por un lado, interactúan por placer, gusto o necesidad. Pero al mismo tiempo, si el otro no contesta o no responde rápido piensa: tiene apagado el celular o está conversando con otro. La demora genera ansiedad”.

“La mayoría de la gente que mantiene conversando con su celular aunque tenga otros seres humanos cerca es porque no sabe priorizar que debe y que no debe hacer en la comunicación.”

Finalmente, Castrillón asegura que los seres humanos van adaptándose y encontrando alternativas. Habrá nuevas normas de conducta y comportamientos relacionados con el celular. “Logramos integrar cosas nuevas a nuestra forma de vivir así como cuando apareció la luz eléctrica”.

Test nomofóbico.

1.- Usted revisa su celular:

a) Tan pronto se despierta (8 puntos)
b) Durante el desayuno (6 puntos)
c) Camino al trabajo (4 puntos)
d) Cuando recibe un mensaje (2 puntos)

2.- ¿Con qué frecuencia lo revisa?

a) Cada 5 minutos (8 puntos)
b) Cada 30 minutos (6 puntos)
c) Cada hora (4 puntos)
d) Un par de veces al día (2 puntos)

3.- ¿Dónde deja su celular cuando duerme?

a) Bajo la almohada (8 puntos)
b) Al lado de la cama (6 puntos)
c) Al otro lado de la habitación (4 puntos)
d) En otro lugar (2 puntos)

4.- ¿Lleva el celular con usted cuando va al baño?

a) Regularmente (8 puntos)
b) A veces (6 puntos)
c) Lo ha pensado (4puntos)
d) Nunca (2 puntos)

5.- ¿Para qué lo usa normalmente?

a) Redes sociales (8 puntos)
b) Emails (6 puntos)
c) Música y juegos (4 puntos)
d) Mensajes y llamadas (2 puntos)

Resultados:

10-15 puntos à Su relación con el celular es sana.
16-28 puntos à Ojo!
29-40 puntos à Usted tiene nomofobia. 

sábado, 3 de agosto de 2013

Evitarles a los hijos situaciones que les provoquen ansiedad sería un gran error.

EM., VCyT., 22-05-13

"El mayor error que pueden cometer los padres es permitir que sus hijos escapen de las situaciones que les hacen sentir ansiedad", dice Anne Marie Albano, académica en Psicología Clínica de la Universidad de Columbia. "Evitar esto es la llave para que la ansiedad progrese, empeore y se mantenga adherida al niño".

Este es el tema que trata la experta -que se ha especializado en trastornos del estado de ánimo en niños y adolescentes- en su más reciente publicación, You and Your Anxious Child (Usted y su hijo ansioso).

Tal como la estadounidense cuenta a "El Mercurio", su objetivo es ayudar a los papás a detectar los signos de la ansiedad y cómo aplicar ciertas técnicas que van desde ejercicios de respiración hasta animar a los niños a enfrentarse a situaciones angustiantes por sí mismos. "Esto puede ser dormir solos en su propia cama, hacer nuevos amigos, rendir una prueba en el colegio o inscribirse para un campamento de verano", cuenta a modo de ejemplo.

Para estar atento.

Aunque la experta dice que la ansiedad es una emoción natural y propia del ser humano, que se va disipando a medida que aumenta la experiencia, hay ciertas conductas en los niños frente a las cuales los padres debieran estar alerta.

Cuando buscan la manera de evitar situaciones -como no querer ir al colegio o a una fiesta de cumpleaños- o cuando muestran señales de angustia, tales como llanto, temblores e incapacidad para concentrarse o dormir, son algunos ejemplos.

También hay que prestar atención a la duración de estos episodios y a qué tanto interfieren en la vida cotidiana y no permiten realizar las típicas actividades que hacen otros niños de la misma edad.

"Lo natural es que los padres traten de consolar a sus hijos y arreglen el problema", dice Albano. Sin embargo advierte: "Hay que meterse más cuando los niños son más pequeños o están experimentando algo por primera vez".

La especialista también aconseja detenerse por un momento y examinar la conducta que se está teniendo frente a estas situaciones. "La niñez y la adolescencia son etapas para equivocarse y aprender de los errores. De esta manera los niños van a aprender a ser más independientes, van a tener más autoconfianza y van a saber cómo manejar situaciones de ansiedad de mejor manera".

Sin embargo, también hay niños que experimentan este tipo de episodios de manera más intensa y excesiva, y es necesario buscar ayuda externa, según aconseja la especialista.

"En estas situaciones siempre hay que comenzar con una terapia psicológica. Pero incluso hay casos más graves donde tener que ir al psicólogo puede ser demasiado difícil y traumático para un niño. Ahí es cuando entra en juego la medicación", cuenta.

Eso sí, advierte que la recomendación es que los remedios siempre vayan acompañados de la terapia, ya que, según cuenta Albano, la combinación de ambos es lo que da mejores resultados.

miércoles, 29 de mayo de 2013

El agua dulce escaseará en todo el mundo en una o dos generaciones.

EM., VCyT., 27-05-13.

Panel de expertos reunido en Bonn advierte que "Sin reformas importantes en el corto lapso de una o dos generaciones, la mayoría de los 9 mil millones de personas en la Tierra enfrentará una fuerte y grave presión sobre el agua dulce, recurso natural indispensable e insustituible. Esta carencia será autoinfligida y es, a nuestro juicio, totalmente evitable".

--

Así lo señala el párrafo clave de la declaración de Bonn, documento emitido el pasado viernes 24-04-13 por los 500 científicos de que asistieron a la cumbre "El agua en el Antropoceno", que durante cuatro días analizaron el estado de ese recurso clave en el planeta.

Durante la cita, convocada por The Global Water System Project (GWSP), organización internacional dedicada al tema con sede en la ex capital germana, los investigadores reconocieron que los sistemas de agua dulce se encuentran en un estado precario.

Según la declaración redactada por los científicos, la mala gestión, el uso excesivo y el cambio climático son una amenaza a largo plazo para el bienestar humano.

Al respecto, Anhik Baduri, director del GWSP señaló que el mayor problema para la humanidad es la agricultura, que es la actividad que más agua utiliza y de forma que calificaron como muy ineficaz.

Dijo, por ejemplo, que actualmente la humanidad utiliza un área del tamaño de Sudamérica para cultivo y un área del tamaño de África para criar ganado.

A ello se suma que se ha construido el equivalente a una presa de grandes proporciones cada día desde hace 130 años y que decenas de miles de grandes presas están distorsionando el flujo natural de ríos, lo que afecta a ecosistemas que han existido durante miles de años.

Durante la conferencia se denunció el creciente drenaje de humedales, con lo que además se destruye una barrera natural contra las inundaciones.

Sobre este último punto, el panel determinó que muchas crecidas de ríos están enlazadas con la actividad humana.

Los investigadores formularon una serie de recomendaciones para enfrentar el problema, incluyendo adoptar un enfoque multidisciplinario en las investigaciones sobre el tema, aumentar el monitoreo -tanto por los medios tradicionales de observación como por fotografía satelital-, estimular la innovación tecnológica y de las instituciones a cargo del tema, y considerar alternativas ecológicas a los sistemas de almacenamiento e irrigación empleados hoy.

miércoles, 22 de mayo de 2013

Tácticas para dejar la "pobreza de tiempo" en el olvido

EM., VCyT., 19-05-13
Por Margherita Cordano F.


"Si este libro llegó a tus manos es por alguna de estas razones: siempre dices que no tienes el tiempo suficiente o que necesitas un día extra a la semana; te sientes como un hámster dando vueltas en una rueda interminable; o tienes metas, pero las circunstancias a tu alrededor te impiden llevarlas a cabo".

Así comienza el primer capítulo del libro "Time Millionaire" (Millonario de tiempo, disponible en inglés a través de Amazon), libro publicado a principios de 2013 por la periodista estadounidense Melody Stevens. En él, la columnista del Huffington Post entrega una serie de ideas para "ganar" una hora extra al día a través de acciones fáciles de llevar a cabo.

"Yo misma sufrí de pobreza de tiempo. Hacía dietas sin control, al otro día me llenaba de comida y siempre me juntaba con personas negativas. Por mucho tiempo me sentí como una víctima de las circunstancias, lo que me hizo volverme una persona muy quejumbrosa", cuenta la autora a "El Mercurio".

Solo después de que su padre murió y que la crisis financiera dejara a gran parte de sus colegas sin trabajo, en 2008 Stevens cambió de perspectiva. "Me di cuenta de que cuando hay tanto en la vida que no puedes controlar, sentirte mejor contigo mismo es algo que debes intentar hacer", comenta.

Menos alegatos.

Revisar el correo tres veces al día, en horarios programados , es una de 100 recomendaciones que entrega el libro. "No va a matar tu negocio y las personas pueden aguantar no saber de ti por unas horas", explica.

Cuando las quejas son muchas, se recomienda buscar ayuda "de un líder espiritual, un terapeuta o un pastor . La hora que dediques trabajando con ellos te va a salvar de muchas más horas quejándote frente a tu familia y amigos". Y es que el consejo número uno del libro es justamente tratar de reducir la cantidad de veces que dedicamos a alegar. "Un millonario invierte su dinero en aquello que le entrega mayores dividendos financieros. Un millonario del tiempo debe hacer lo mismo, pero buscando aumentar su recompensa emocional y espiritual", indica. En este sentido, los alegatos no sirven para nada, pues solo cansan y aburren al resto.

Por la misma razón es que no conviene juntarse con personas que demandan mucho . Muchas veces conviene decir que no a alguna invitación, aunque ese otro se ofenda, antes que aceptar y quedar agotado.

Una sugerencia similar es la de dejar las múltiples tareas de lado . Se explica que es mejor concentrarse en una y hacerla bien, que tener muchas, pero no cumplir con ninguna. Si se llega a la casa agotado después de trabajar, quizás es más conveniente aprovechar que se está ganando plata y contratar a alguien para que se encargue de cortar el pasto, por ejemplo.

Las tareas que no se pueden delegar conviene organizarlas según su nivel de dificultad . "Lo más difícil debe hacerse en las mañanas, porque así te sacas el problema grande de inmediato", recomienda la autora. A mitad o final del día, lo que conviene es hacer algo de ejercicio -puede ser solo una caminata- para aliviar la fatiga y despejar la mente. Más que una pérdida de tiempo, darse este espacio permite pensar mejor qué cosas quedan por hacer y cuáles se pueden dejar para más adelante.

Stevens entrega un último consejo para quienes leen esta nota: si ya están leyendo el diario, de seguro no es necesario que gasten su tiempo viendo las noticias que muestra la televisión , dice. En general, los medios repiten las noticias más importantes del día, por lo que ante la falta de tiempo, conviene centrarse en uno solo.

A los fanáticos de las series, la periodista recomienda programar qué cosas se quiere ver y a qué hora. Esto evita quedarse "pegado" en programas de los que ni siquiera se tenía noción en un principio.

domingo, 11 de noviembre de 2012

"La idea de una sala llena de alumnos tomando nota es absurda"


El Mercurio, Educación, 11-11-12.

Roger Schank, académico especialista en ciencias cognitivas, plantea cerrar todas las escuelas del mundo y reemplazarlas por una comunidad educativa virtual porque las personas deben poder elegir lo que quieren aprender. Su postura -que desarrolla en los más de veinte libros que lleva publicados- fue lo que lo llevó a abandonar las prestigiosas universidades en las que trabajaba. Hoy prepara un sistema de clases ("todo en línea", aclara) para estimular el aprendizaje práctico, dejando de lado los dictados y la memoria. 


Por Margherita Cordano.

"No creo que aprendan de mi charla. Quizás algo los estimule, pero estoy seguro de que olvidarán la mayor parte", dice Roger Schank al comienzo de su presentación. No será lo único que llame la atención entre quienes lo escuchan: más tarde dirá que leer El Quijote es una idea ridícula, que en clases de historia sólo se enseña lo que a cada país le conviene y que las pruebas de selección múltiple "son algo muy estúpido".

Invitado por el Centro de Innovación en Capital Humano de la Vicerrectoría de Innovación y Postgrado de Inacap, Roger Schank -ex profesor de las universidades de Stanford, Yale y Northwestern y hoy dedicado a la creación de una comunidad de clases en línea- visitó el país para participar del seminario "Aprender Haciendo: Formación de profesionales para el mundo de hoy". Allí dio a conocer su polémica postura en torno a la educación, una que plantea el cierre definitivo de las escuelas en el mundo.

"Existe una idea muy precaria de la educación, donde alguien sabe una verdad, la comunica y obliga a otros a aprendérsela", explica Schank, que es especialista en ciencias cognitivas, a "El Mercurio". "No se toma en cuenta que nadie es dueño de la verdad y que sólo estamos dejando hablar a una de las partes (los profesores, en contraposición de los alumnos). No hay una motivación real; los maestros aprenden de memoria y después imponen eso que retuvieron".

La filosofía de Schank toma como base lo que él llama las cinco premisas del aprendizaje: se aprende más cuando algo se hace de forma voluntaria, si hay metas personales de por medio, cuando existe interés en la materia, si se acepta el fracaso como parte del proceso y si el contenido se considera entretenido. "Y ninguna de estas características está presente en el sistema actual", cree.

Esto porque en las aulas habría pocas opciones de elegir los ramos que se prefieren, porque las metas son impuestas y porque hay un constante miedo al fracaso.

Mentores en línea.

"¿En qué está interesado un joven de 16 años? En el amor, en conseguir un auto y en fútbol. Para él, saber cómo conquistar es mucho más importante que saber de álgebra, pero seguimos insistiendo en enseñarle lo segundo", indica Schank. Bajo su postura, enseñar de sentimientos es más lógico que instruir en matemáticas. "El amor, a diferencia de los cálculos, es algo que se necesita toda la vida".

Por lo mismo, su propuesta es que el rol del profesor se entienda como la de un mentor y no una persona que dicta cátedras. También sugiere dejar las escuelas físicas de lado y potenciar las comunidades en línea, donde los maestros cumplan el papel de asesores virtuales.

"Si lo que te interesa son las misiones espaciales y tu profesor no tiene idea de eso, ¿qué mejor que conectarte y pedirle a alguien en Seattle que te ayude?".

Bajo este concepto, a los profesores se les enseñaría a contestar preguntas por internet y a crear videoconferencias motivadoras. Las evaluaciones se dejan de lado y cada persona es dueña de cuánto quiere aprender.

"La idea de una sala llena de alumnos tomando nota es absurda. Cuando los alumnos preguntan para qué sirve lo que les enseñan, nadie sabe qué responder. Sólo se les pide que sigan la corriente".

Schank aboga por aprovechar las nuevas tecnologías y desechar un modelo que rige desde el siglo XIX, cuando recién se empezaba a conocer de biología, física y química. "Hoy hay más de veinte ciencias derivadas, pero seguimos haciendo obligatorias las que eran importantes hace 100 años".

Su postura -que desarrolla en los más de veinte libros que lleva publicados- fue lo que lo llevó a abandonar las prestigiosas universidades en las que trabajaba. Hoy prepara un sistema de clases ("todo en línea", aclara) para estimular el aprendizaje práctico, dejando de lado los dictados y la memoria.

"Muchos me preguntan qué sucedería con el contacto humano en caso de que este proyecto se hiciera realidad. Bueno, no se perdería. Hay muchas actividades en las que hay oportunidad de compartir con otros. En los colegios, en general, a los niños los molestan. Hay mucho bullying . Mi propuesta es hacer las cosas que gustan y con quien se quiera, nadie le dice que no a eso. ¿Pero por qué delegarle esa responsabilidad a la educación? Haz deporte, escala una montaña, ve al cine, no vayas sólo al colegio".

sábado, 30 de junio de 2012

Nueve reglas simples para alimentarse saludablemente.

EMOL, 30-06-12.

En su libro “Food rules, an eater’s manual” , el norteamericano Michael Pollan (www.michaelpollan.com) comparte 64 consejos para comer bueno y sano. Son recomendaciones fáciles de entender, sin necesidad conocimientos científicos o de nutrición. Dice que "comer no tiene que ser tan complicado" y su filosofía es de lo más simple: “come comida, con moderación, sobre todo vegetales".

Aunque el libro fue publicado en 2009, está plenamente vigente. De hecho, en noviembre del año pasado fue publicada una edición ilustrada por la artista Maira Kalman y en la que fueron incorporadas 19 nuevas normas.

Las reglas que entrega Pollan -también autor de otros libros sobre alimentación como "El dilema del omnívoro" o "En defensa de la comida"- apuntan a que debemos alejarnos de la dieta occidental, consistente en muchos alimentos y carnes procesadas, mucha grasa y azúcar agregada, y muchos granos refinados, entre otras características. Según el escritor, quienes consumen este tipo de comida "invariablemente sufren de altos niveles de los llamados males occidentales: obesidad, diabetes tipo 2, enfermedades cardiovasculares y cáncer".

Muchas de las normas de Pollan están basadas en la sabiduría tradicional, mientras que otras en nociones más modernas. En cuanto a las nuevas, muchas provienen de políticas personales de los propios lectores que han encontrado útiles cuando visitan el supermercado, o bien reglas que han escuchado de sus madres o abuelas.

Sin embargo, todas refuerzan la idea de que "comer no tiene que ser tan complicado y la comida tiene que ver tanto con el placer y la comunión, como con la nutrición y la salud", según se explica en el sitio web del autor.

A continuación, una selección de nueve de las reglas que se encuentran en el libro:

1.- "Compra en la 'periferia' de los supermercados y aléjate del centro".- Según Pollan, en la mayoría de los supermercados los alimentos se distribuyen más o menos de la misma manera: los productos procesados dominan la zona central, mientras que la comida fresca se ubica en los costados. "Si te mantienes en los bordes es más probable que termines con comida real en tu carro de compras", dice el autor.

2.- "Considera la carne como comida para una ocasión especial".- El periodista reconoce que la carne es un alimento nutritivo, pero llama la atención sobre la importancia que se le da en la dieta. Por ejemplo -dice-, un estadounidense come en promedio al día dos o tres comidas que contienen carne, lo que representa más de 200 gramos diarios. "Y hay evidencia de que mientras más carne haya en tu dieta, mayor es el riesgo de tener una enfermedad cardiovascular o cáncer", advierte. Por esto, Pollan propone intercambiar las porciones tradicionales, de manera que en lugar de comer un trozo de carne de 200 gramos acompañado de 100 gramos de vegetales, mejor poner en el plato 100 gramos de carne y 200 gramos de vegetales.

3.- "Menos patas, más sano".- A juicio del autor, este proverbio chino resume muy bien la creencia tradicional con respecto a lo saludable que son los diferentes tipos de comidas. "Mi versión es: mientras menos patas, mejor es la carne", agrega. Si quieres ejemplos, aquí están: los vegetales se "paran" en una pata, las aves lo hacen en dos, y las vacas, cerdos y otros mamíferos en cuatro.

4.- "No pases por alto los pequeños peces aceitosos".- Según Pollan, los peces salvajes son uno de los alimentos más saludables que se pueden comer, y afirma que aunque algunos han sido sobreexplotados, afortunadamente otros -los más nutritivos- han sido relativamente bien manejados y en algunos casos hasta son abundantes. "Esos pequeños peces aceitosos son una particularmente buena alternativa", recomienda.

5.- "Disfruta de las bebidas que contienen cafeína natural y no de fábrica".- El periodista reconoce que los antioxidantes que hay en el café y en el té, así como en el chocolate -"que también tiene cafeína", aclara-, pueden hacernos bien. Sin embargo, también resalta que demasiada cafeína puede hacer que las personas se pongan nerviosas y ansiosas. Por esta razón, aconseja consumir la cafeína que proviene de una planta y no de una fábrica, como ocurre con la nueva generación de bebidas energéticas.

6.- "Come cuando tengas hambre, no cuando estés aburrido".- Muchas personas comen por razones ajenas al hambre: por aburrimiento, para entretenerse, para consolarse o recompensarse a sí mismos. De esta manera, el autor sugiere que cada uno esté atento a la verdadera razón que está detrás del comer. "Antes de comer pregúntate a ti mismo si realmente estás hambriento", es su recomendación. Asimismo, aconseja poner en práctica el siguiente pensamiento: "si no tienes suficiente hambre como para comerte una manzana, entonces probablemente no estás hambriento".

7.- "Come toda tu comida sobre una mesa".- "No, tu escritorio no es una mesa", aclara Pollan, y explica que cuando se come haciendo otra cosa (trabajando, viendo televisión, manejando, etc.), se hace sin pensar y como resultado se come mucho más de lo que se debería. "Si comemos sobre una mesa, ponemos atención a lo que estamos haciendo", afirma.

8.- "Cocina".- A juicio del autor, ésta es la única manera segura de retomar el control de tu dieta y de garantizar que estás comiendo comida real.

9.- "Rompe las reglas de vez en cuando".- Ésta es la última de las reglas y la favorita de Michael Pollan. "Habrá ocasiones especiales en las que querrás echar estas reglas por la ventana. Lo que importa no son las ocasiones especiales, sino que la práctica diaria", concluye.

domingo, 25 de marzo de 2012

Las proteínas que permiten sustituir las carnes rojas para vivir más y mejor.

EMOL, Vida sana.
Martes 13 de Marzo de 2012
Por Sebastián Urbina.


Un nuevo y masivo estudio realizado por la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard entrega una conclusión inapelable: el consumo de carnes rojas aumenta la mortalidad general, así como la causada por enfermedades cardiovasculares y la que provoca el cáncer. Algo que preocupa a los expertos, ya que este tipo de carnes sigue siendo una de las mayores fuentes de proteína para la humanidad.

"Nuestro estudio agrega más evidencia a los riesgos de salud que tiene un alto consumo de carnes rojas, que también se ha asociado al desarrollo de diabetes tipo 2 y de infarto cerebral", dice el doctor An Pan, quien dirigió la investigación.

Basta consumir a diario un trozo de carne roja fresca del tamaño de una baraja de naipes (90 gramos) para que aumente el riesgo de mortalidad general en un 13%. Pero si la carne es procesada como una salchicha o dos torrejas de tocino al día, este riesgo aumenta en un 20%.

Semillas y legumbres.

Las cifras se obtuvieron al seguir a más de 37 mil hombres y más de 83 mil mujeres, por 22 y 28 años respectivamente. Al inicio del estudio, todos eran saludables a nivel cardiovascular y no tenían cáncer. Los resultados se publicaron ayer en la versión digital del Archives of Internal Medicine.

La investigación es la primera que especifica el daño de la carne roja fresca, por una parte, y la de productos procesados como son los embutidos, por otra. Si la primera eleva el riesgo de morir del corazón en un 18% y de cáncer en un 10%, la procesada incrementa el peligro cardíaco en 21% y de desarrollar tumores en un 16%.

"Este estudio provee evidencia clara de que el consumo regular de carnes rojas contribuye a una muerte prematura", dice el profesor de nutrición de Harvard, Frank Hu.

Pero en esta ocasión también se analizó el efecto de reemplazar una porción de esta carne por otra fuente de proteína. Por ejemplo, basta que alguien coma un día una porción de pescado y se reduce el riesgo de mortalidad en un 7%, si come ave este peligro cae en un 14%, con semillas tipo nueces y almendras disminuye 19%, así como 10% con legumbres, y 14% con granos enteros.


Con esto se demostró que "eligiendo fuentes de proteína más saludables en lugar de carnes rojas se obtienen beneficios para la salud importantes, que reducen la mortalidad y la morbilidad de varias enfermedades crónicas", dice Hu.

Para uno de los más prestigiados expertos en medicina preventiva, el doctor Dean Ornish, de la U. de California, en San Francisco, estudiar otras proteínas es un punto fuerte de este trabajo, ya que ofrece "todo un espectro de alternativas a las personas", sin dejarlas en el terreno del todo o nada.

Consenso emergente en nutrición.

Durante los últimos años, los estudios acerca de las distintas dietas han llegado a ciertos consensos: poco o nada de carnes rojas, así como muchos "carbohidratos buenos" como frutas, verduras, granos enteros y legumbres. Reducir los "carbohidratos malos", como los refinados del tipo azúcar de mesa, harina blanca o jarabe de maíz. Aumentar las "grasas buenas" como los ácidos grasos omega 3 del aceite de pescado y de linaza, y reducir las "grasas malas" como las trans y las saturadas. Por último, preferir más calidad y menos cantidad de comida.

viernes, 23 de marzo de 2012

En el consumo de drogas, la opinión de los pares es lo que más importa.

EM., VCyT., 11-03-12.

Estudio en escolares chilenos revela que la necesidad de validación entre pares explica el 61% de la iniciación de consumo.

-

Quizás, lo más fuerte es el deseo de ser aceptado por el grupo. Por esto, el adolescente está dispuesto a seguir la moda del momento o hacer suya la opinión de sus pares. Y si para estos últimos consumir drogas es aceptable y bien visto, es muy probable que el recién llegado quiera probarlas.

"Esto es algo que observamos en el consumo de drogas como la marihuana, pero también lo vemos con el alcohol y el cigarrillo", dice Francisca Florenzano, directora nacional del Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol, Senda. La institución realizó el ejercicio de definir los principales factores de riesgo para el consumo de marihuana en escolares, usando su base de datos a nivel nacional, con estudiantes desde 8° básico hasta 4° medio.

Lo que encontró es que la opinión favorable de los pares hacia el consumo de esta droga, aumenta en un 61,2% la probabilidad de comenzar a fumarla y luego seguir consumiéndola.

"No queremos estigmatizar a los adolescentes. Por el contrario, es uno de los períodos más ricos, aunque también complejos de la vida, con una serie de libertades y espacios de exploración, pero que también tiene sus riesgos, que nosotros buscamos prevenir", explica la autoridad.

Familia y escuela.

El trabajo de Senda revela que compartiendo un segundo lugar en los factores de riesgo se encuentran la familia y la escuela. Por ejemplo, si en el grupo familiar existe un consumidor de marihuana, el riesgo de que el adolescente imite esta conducta aumenta un 51,4%. En tanto, si en la escuela existe "disponibilidad de droga", el peligro de consumo aumenta un 51,8%.

Y aunque parece ir en contra del sentido común, se ha visto que "el conflicto familiar" es el factor de riesgo que menos afecta el consumo, con sólo un 5,3% de aumento.

"Este estudio es bastante concordante con lo que sucede en Europa y EE.UU., y corrobora que los factores de riesgo de esos otros países también se observan en nuestros adolescentes", dice el psiquiatra Rodrigo Santis, de la Unidad de Adicciones del Departamento de Psiquiatría de la U. Católica. En su opinión, que se haya analizado el consumo de marihuana es importante, "porque es la puerta de entrada a otras drogas ilegales que pueden ser más adictivas".

Este especialista destaca que, de todas maneras, "los pares en general promueven más riesgo que protección".

Para la antropóloga Diana Kushner, directora de tratamientos de la Unidad de Adicciones de la Facultad de Ciencias Médicas de la Usach, hay que preguntarse "por qué el niño busca a los pares y se deja influir por ellos". Su impresión es que se trata de menores que tienen una percepción de "descuido, de cierto abandono o de no ser escuchados en su familia. Entonces buscan en sus pares otra familia donde sentirse comprendidos y queridos".

Entrenar a estos jóvenes en estrategias de autorregulación resulta fundamental. "El niño debe ser capaz de evaluar su conducta, de ver si le hizo daño a alguien, o darse cuenta de si él mismo está en peligro", dice Kushner. Los tratamientos para dejar las drogas apuntan justamente a facilitar estas herramientas, las que también deberían entregar la escuela y la familia.

"Mientras la escuela sólo se dedique a imponer una carga académica, tendremos niños ansiosos por no poder cumplir con lo que se les pide. Esta ansiedad impide la autorregulación", explica esta terapeuta. "Y como la marihuana calma la ansiedad y los evade, esto promueve el consumo", agrega.

En todo caso, Francisca Florenzano está optimista en este tema, ya que pronto se aplicará un plan de prevención, que se iniciará a nivel preescolar con metodología participativa, el que se extenderá hasta 4° medio. "El objetivo es que cada año vayan sumando habilidades y herramientas, para que llegado el momento puedan decir no al consumo de drogas", concluye.

Números:

-       4,6% de la población chilena es consumidora de marihuana.
-       5,3% es la prevalencia de consumo entre jóvenes de 12 y 18 años.

 (Fuente: IX Estudio Nacional de Drogas 2010).

viernes, 31 de diciembre de 2010

Mark Allen, leyenda del triatlón: “Campeón no es sólo el que gana carreras.”


EMOL, deportes, 31-12-10.

El seis veces campeón del Ironman de Hawaii, quien en enero visitará el país, sólo tuvo palabras de elogio para el triatleta chileno Cristián Bustos. "Es el sudamericano más grande que enfrenté".

--

SANTIAGO.- Aunque ya han pasado 18 años el triatleta estadounidense Mark Allen recuerda como si fuera hoy el Ironman de Hawaii de 1992. Luego de tres títulos consecutivos de la prueba más extenuante de esta disciplina (4 km. de natación, 180 km. de bicicleta y 42 km. de trote) ese año, el oriundo de California no la tuvo tan fácil ya que al frente se encontró con una verdadera pesadilla: el chileno Cristián Bustos Mancilla.

"Mentalmente casi me quebró. Comenzamos a correr juntos e íbamos muy parejos. Cristián se veía muy fuerte y yo no tanto. Si él hubiese ido un poco más rápido yo no habría resistido el paso. Sin duda es el sudamericano más grande que enfrenté en mi carrera deportiva", rememora desde Estados Unidos para Emol.

Pronto a cumplir 53 años, el ahora empresario y profesor de triatlón estará el 14 de enero en Pucón y el 17 en Santiago invitado por GNC, donde dictará seminarios y charlas a entrenadores y atletas. Además, aprovechará de dar la largada al Half Ironman de dicho balneario que se disputará el 16 y en el que años atrás corrió el norteamericano.

Considerado una verdadera leyenda viviente del triatlón mundial, Allen no olvida a su amigo. "Cristián es uno de los mejores embajadores de nuestro deporte. Lo que el logró para Chile y llegar a la cumbre del escenario mundial lo hace un revolucionario. El tiene algo que solo un puñado de gente en este planeta tiene y todos lo vimos cuando regreso a la vida después de ese accidente".

Allen hace referencia al grave accidente que sufrió Bustos el 23 de enero de 1994 cuando participaba en una competencia en la ciudad argentina de La Paz. En la prueba del ciclismo un jeep de la prensa local lo atropelló causándole graves lesiones que incluso pudieron llevarlo a la muerte.

Y con mucha fuerza añade: "Cualquier otro hubiera estado muerto o vivir para contar que sobrevivió, pero solo algunos podrían haber vuelto de la manera que el lo hizo. El es un hombre que debiera ser respetado e idolatrado para el resto de la vida".

-Si Cristián no hubiese sufrido ese accidente, ¿crees que podría haber llegado a ser uno de los mejores triatletas del mundo?

"El iba con una carrera en asenso y lo más probable que sería pronto el campeón mundial del Ironman. Pero viendo la realidad de hoy no creo que ganando el Ironman de Hawaii hubiera sido una victoria tan grande como haber regresado a competir después del accidente. Recuerden, un campeón no solo gana carreras, es también de lo que te hace como persona. Cristian es top y ya es un campeón".

-¿Cómo ves el futuro del triatlón chileno?

"Pucón es una de las competencias más destacadas en el mundo. Cada año que lo hice tuve una fantástica temporada. El triatlón está creciendo en todas partes del mundo y se ve que en Chile igual es muy popular. Estoy seguro que es solo cosa de tiempo para que aparezcan otros Bustos atacando en la punta en la competencia o en el Ironman de Hawaii".

Los inicios del "Hombre de Hierro"

-¿A qué edad te iniciaste en el triatlón y por qué escogiste esta disciplina?

"Comencé a los 24 años. Fui un nadador competitivo desde los 10 a los 22 años. Por lo que 12 años de natación y después 15 años en triatlón, pero no fui un buen nadador en la escala mundial por lo que me vi sorprendido cuando me fue tan bien en el triatlón".

-¿Cuál fue la clave para convertirte en un referente del triatlón mundial más allá de ganar carreras?

"Uno tiene que tratar de ser una buena persona y no sólo preocuparse de uno mismo y en resultados, o vivir su propio mundo. Un gran campeón es alguien quien puede crear una conexión con otros en tiempos difíciles y de alguna manera ayudar a otros a que puedan cumplir esas metas a las que aspiran".

-¿En qué consistía tu rutina de entrenamiento?

"Entrenaba en forma constante desde Enero hasta cada Ironman de Hawaii que se realiza en Octubre. Me tomaba Noviembre y Diciembre muy fácil y después comenzaba el ciclo nuevamente de entrenamientos intensos. Entrenaba casi todos los días con un promedio de 3 a 5 horas diarias. Cuando me preparaba para Hawaii podía tener sesiones de entrenamientos de 8 horas en un solo día. Pero estos periodos fueron cortos porque eran muy intensos".

-¿Cuál era tu estrategia a la hora de competir?

"Seguir empujando y nunca rendirse. No importa que las cosas se vean en un momento imposible".

-¿Qué se necesita para ser una gran triatleta?

"Simple. Tienes que ser mentalmente y físicamente fuerte. Tienes que ser flexible ya que no puedes orquestar como irá una carrera o como el entrenamiento te llevará a esta. Por lo que la flexibilidad te ayudará a sortear mejor las situaciones que no son ideales".